Cómo reaccionar ante la masturbación de nuestros hijos e hijas en edad temprana

Cuando hablamos de masturbación infantil, ejercida como un autoejercicio de la función sexual, que implica estímulo y respuesta, lo hacemos de un tocamiento o estimulación que realizan nuestros hijos e hijas en edad temprana, entre 2 y 6 años, incluso menores, para lograr placer y sensaciones agradables. A veces, los padres nos preguntan cómo reaccionar ante esta masturbación, por ello, desde el Instituto Andaluz de Sexología y Psicología queremos abordar el tema.

En primer lugar, debes saber que la masturbación se trata de un acto completamente normal en estas edades, tal y como han acordado muchísimos estudios sobre el tema. No existe causa médica que explique este fenómeno, pues los niños llevan a cabo este proceso cuando se aburren o se sienten insatisfechos por algún motivo, ya sea falta de sueño, chupete o juguetes, siendo esta masturbación parte de su desarrollo y del de su propio cuerpo en su camino al descubrimiento personal.

Esta masturbación consiste en frotarse de forma rítmica el área genital, ya sea con sus manos o con objetos, que pueden mover todo el cuerpo. Durante la masturbación, el pequeño se muestra aturdido y ruborizado, lo que puede confundirse con la epilepsia, pero este proceso puede variar en frecuencia desde varias veces al día hasta una vez a la semana. Según crece disminuye la frecuencia y no será hasta la pubertad y la aparición del deseo sexual cuando reaparezca esta práctica.

Esta práctica no causa daño psicológico o físico a los niños, salvo con una frecuencia muy alta y que ocasiones irritación. Ante esta práctica ofrecemos los siguientes consejos:

  • Acepta dicho proceso como parte de su desarrollo evolutivo del niño.
  • Controla el lugar y frecuencia, permitiéndole que lo practique en su habitación o en el baño, pero no frente a otras personas.
  • No seas un espía.
  • Cuando encuentres que se esté masturbándose, trata de distraerlo con algún juguete o actividad de su interés.
  • Involúcrate en sus juegos y participa con él en sus actividades.
  • No trates de eliminar la masturbación aplicando reprimendas o castigos, ya que esto solo conseguirá que la conducta se fije.
  • Acude a un especialista si la conducta se aparta de la normalidad y sientes que no puedes manejar la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>