Filias y fobias en el ámbito sexual

Las filias son atracciones exageradas a determinadas realidades o situaciones, y no exclusivas de la sexualidad, aunque en este post nos centremos en ese ámbito. Estas cuestiones se complican cuando llegamos al extremo: las parafilias, consideradas impulsos sexuales intensos y frecuentes, y cercanas a la perversión.

En el lado contrario podríamos decir que se encuentran las fobias, temores irracionales. El hecho de padecer una fobia sexual no implica que no desees tener relaciones, sino que quien padece una fobia no puede desahogar la tensión y por supuesto, el acto sexual se resiente.

Algunas de las más filias curiosas son las siguientes:

  •  Dacrifilia: Excitación con las lágrimas.
  •  Elifilia: Obsesión sexual por los tejidos.
  •  Somnofilia: Excitación por tener sexo con alguien que está dormido.
  •  Harpaxofilia: Atracos cuya violencia excita a la víctima.
  •  Agalmatofilia: Deseo sexual hacia estatuas, muñecos o representaciones humanas inertes.
  •  Triolismo: El gusto por el sexo en grupo, o por ver a tu pareja teniendo sexo con otras personas.
  •  Basoexia: La excitación solo producida por los besos, muy común en la adolescencia.
  •  Amomaxia: Obsesión al tener relaciones en un coche aparcado.

Entre las fobias más frecuentes nos encontramos con:

  •  Venustrafobia: Dirigida a las mujeres hermosas.
  •  Erotofobia: Hay personas cuyo pánico consiste en hablar sobre temas eróticos o sexuales.
  •  Gimnofobia: Es el terror a la desnudez propia y ajena.
  •  Eurotofobia: es el miedo a los genitales femeninos.
  •  Falofobia: pánico por el pene, ya sea verlo o tocarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>