¿Por qué nos preocupa lo que piensan los demás?

por qué nos preocupa lo que piensen los demás,

Por muy independientes que seamos, siempre hay una parte de nosotros a la que nos importa lo que piensan los demás. ¿Por qué? Y es que resulta prácticamente imposible deshacerse del influjo social porque, después de todo y lo queramos o no, somos animales sociales.

Ahora un equipo de psicólogos del University College London y la Aarhus University han descubierto algunas pistas a nivel cerebral que nos desvelan por qué nos preocupa lo que piensen los demás sobre nosotros. Y también nos explican por qué a algunas personas esa opinión les preocupa más que a otras.

En dicho estudio, los psicólogos descubrieron que la mayoría de los participantes optaron por reflejar sus opiniones a la de los expertos. Es decir, se dejaban influenciar por las opiniones de los “expertos”, que eran aquellas que habían mostrado una mayor activación del centro de recompensa del cerebro. ¿Qué significa esto? 

El sistema de recompensa del cerebro es uno de los más antiguos y, básicamente, existe para indicarnos aquellas conductas que nos hacen sentir bien, aunque eso no significa necesariamente que sean saludables. Su principal objetivo es que esos comportamientos que producen placer no se extingan, sino que los sigamos reproduciendo y potenciando. 
Para lograrlo, en el cerebro se liberan sustancias, como las monoaminas, que generan un estado de excitación y/o bienestar. El problema es que a medida que repetimos esa conducta que nos hace sentir bien, se refuerza la conexión a nivel cerebral, por lo que puede conllevar a la dependencia y la adicción.
De hecho, el mecanismo que se activa cuando recibimos la aprobación social es casi idéntico al que se encuentra en la base de las adicciones. Por tanto, es como si estuviéramos “cableados” de forma natural para buscar la aceptación.
Obviamente, hay personas en las que esta conexión no es tan fuerte, son aquellas más seguras de sí, que probablemente han recibido una educación en la cual no se vieron “obligados” a buscar constantemente la aprobación de los demás.
Cabe destacar que esto no significa que estemos atados a las opiniones de los demás, solo indica que les importa más el criterio de los otros, les da un peso mayor porque desata mecanismos a nivel cerebral que les hacen sentir bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>