Intervención en abusos sexuales realizados por adolescentes (I)

Sad woman from being raped, The concept stops violent acts again

Si investigamos la bibliografía acerca de los abusadores sexuales jóvenes o adolescentes, se observa que la mirada está puesta con más frecuencia en las víctimas. Es un tema que en nuestra sociedad no ha cobrado demasiada visibilidad, pero si es objeto de una intensa preocupación.

Referido a este tema, en ocasiones escuchamos en consulta en el Instituto Andaluz de Sexología y Psicología (IASP), situaciones individuales en ámbitos familiares, académicos o vecindarios entre otros. Leemos noticias periodísticas que transmiten la impresión de que las agresiones sexuales perpetradas por jóvenes son eventos excepcionales. 

Hay varias razones culturales y sociales que ocasionan que sea un tema difícil de abordar por muchos profesionales, aunque es oportuna la reflexión sobre si ¿es el joven agresor sexual víctima o victimario?

Otro motivo que hace difícil el abordaje de este tema está referido a las violencias sexuales intrafamiliares o entre jóvenes que se conocen o comparten actividades de ocio o extraescolares

Summit mencionó que puede ser la sociedad en su conjunto y, no únicamente la víctima, la que puede llegar a realizar esfuerzos activos para tapar estos hechos, relatándolos como una “alucinación negativa” y compartida, en referencia a indudables hechos de abuso sexual infantil. Asimismo, la revelación no deseada de una familia incestuosa, o de un asalto sexual intrafamiliar, puede transformarse en un blanco a ser censurado, ya que el sector adulto de la sociedad niega el abuso sexual infantil, no a pesar de la existencia de sospechas, sino porque las mismas existen y se evidencian

En ocasiones, también entre los profesionales, cuando se entra en contacto con la vida familiar desde diferentes formas de intervención, aún hoy aparecen dificultades para aceptar la existencia del abuso sexual infantil, y más aún el abuso intrafamiliar. Con mayor motivo, surgen dificultades para aceptar la existencia de jóvenes y hasta niños, que abusan sexualmente de personas aún más jóvenes que ellos.

Por último, se encuentran las dificultades de la legislación vigente y la estructura y funcionamiento de los diversos servicios sociales y jurídicos, que no siempre contemplan adecuadamente las necesidades psicológicas y evolutivas de los niños y adolescentes. Pero revisando los últimos estudios sobre este aspecto, se manifiesta una paulatina toma de conciencia de que una proporción importante de los abusos sexuales infantiles son efectuados por adolescentes. Según diversas investigaciones podría estar en torno al 30% aproximadamente. También se sabe que muchos abusadores sexuales adultos iniciaron su conducta sexual abusadora en la adolescencia. De ahí la importancia del abordaje temprano y la intervención en estos casos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>